Michel Peyronel: “A toda makina es un disco de culto”

El mítico baterista compartió una charla con rockdelacalle.com.ar y contó todos los detalles sobre la segunda edición de «A toda Makina» esta vez en formato de CD. Con su estilo particular, y siendo un referente en la música nacional Michel Peyronel, ex batero de Riff, recordó como fue la preparación del disco, recordó detalles de la grabación y también aprovechamos para hablar de Humanoides Disidentes, su actual banda.

¿Cómo fue poder llevar al físico después de tantos años a “A todo makina”? y ¿Cómo surgió el material para el álbum?
Fue algo que pensamos con Stuka porque nunca había salido en CD este disco, que es para muchos un disco de culto, porque la verdad que lo hice, lo grabe justo después que pasó el quilombo este de Ferro, que tuvimos con Riif y tratamos de pacificar un poco a las huestes y no, nos salió todo al revés se armó un quilombo bárbaro. El asunto es que en ese momento decidimos que ya estaba bien con el grupo como estábamos porque no podíamos avanzar. Estaba todo esto de las cadenas, la cosa pesada y el quilombo… dijimos paremos un cacho. Yo venía escribiendo los temas, algunos con Pappo y otros estaba simplemente esbozándolos primero y me encontré con material que tenía y dije bueno, ,está bárbaro poder hacer mi propio disco con esto y me junte con Stuka, estaba también mi hermano todavía en Argentina (Danny) y con un compañero mío del colegio que era bajista de mi primera banda. Asique bueno, con estos personajes armamos una linda bandita. Con Stuka escribimos prácticamente todo el material, salvo los temas que ya tenía con Pappo que eran “Hoy soy solo otro sobreviviente” y  “Amante desalmado”, esos dos temas. También hay un tema con mi hermano que es “No quiero parar” y salió un disco bárbaro, muy especial porque a mí se me había ocurrido esta idea de grabar la batería de una manera completamente distinta y fue muy gracioso porque lo grabamos en los estudios de Music Hall, pero la batería la lleve al hall de Music Hall. Que era en el hall de entrada, afuera, enfrente de donde estaba el ascensor y como era semana santa no había nadie trabajando, era un edificio de oficinas y nadie iba a usar los ascensores ni nada. Una vez llegó alguien, una mina creo que fue y bajó justo del ascensor en medio de una toma, y estaba yo tocando la bata… te imaginas, todo microfoneado y hacía un quilombo espectacular. El asunto es que salió un sonido bárbaro, con un remix de bonus track by Nico Guerrieri.

Y la compañía de discos, que en ese momento era TonoDisc, hizo un cóctel de lanzamiento y que se yo  y yo agarre y en vez de salir a tocar el disco, que era la idea, nada, decidí me voy a España y me fui a tratar de lograr que lo editaran allá y me distraje después porque cuando estaba allá, estaba cerca de editarlo y demás pero empezamos a armar Tarza con mi hermano y co Salvador Domínguez y nada perdí interés en este. Bah, no es que perdí interés, me olvide completamente. Entonces hicimos Tarzen y conseguimos un deal internacional y la verdad que nos fue bastante bien asique me olvide que había hecho este disco y años después me entero que había vendido bastante. No se si 10.000 unidades o una cosa así, sin hacer yo nada al respecto porque no estaba acá para  tocarlo en vivo ni nada, fue muy loco. El asunto es que pasaron los años y todo el mundo me decía cuando vas a hacer un disco en CD y que se yo. Finalmente yo me hice de los derechos porque desaparecieron. Este disco quedó, como todo el material de Riff que cambió de compañía y en uno de esos cambios que hubo mi disco desapareció. O sea, no quedó en la anterior, ni en la siguiente. Así que dije bueno, voy a hacerme cargo yo de los derechos y editar mi propio disco. Aparte que habían pasado tantos años y demás.

Se me ocurrió hacerlo ahora, aparte de remasterizarlo con Álvaro Villagra que es mi amigo del alma y mi compañero también de aventuras, con él grabe montones de discos hicimos de todo. Lo lleve a Abbey Road antes de que empezara la pandemia a hacer un disco que produje allá de una banda que ganó el concurso de “Camino a Abbey Road” y ahí fuimos con Álvaro. Él de ingeniero y yo de productor. Estuvo muy bueno. Volviendo a la Maquina,  hizo un muy buen remasterizado. Ahora tiene un sonido más poderoso todavía y aparte le agregamos un remix que hizo un amigo mio que es Nico Guerrierie del Sello Oid Mortales, que también es un estudio de grabación. Hizo un remix muy divertido, muy piola de gansters, y quedó una versión así medio discotequera muy bizarra, muy berlinesa. Todo eso está y en vez de 8 temas, ahora son 9, con el remix este y quedó piolísimo. Ya vendímos toda la primera edición y ahora lanzamos la segunda.

¿Qué podés contarnos de los temas?
Yo siempre fui autor de los temas futuristas de Riff. «La pantalla del mundo nuevo» ni hablar, pero hay mucho así como “La frontera inesperada», «Zona de nadie”, muchos temas así tipo futuristas que a mi me apasiona todo eso. Soy un fanático de la ciencia ficción y me gusta todo lo que es apocalíptico también y todo eso…que es un poco la temática del “Sobreviviente” (tema), lo de «A toda makina» es un rock muy «Mad Max» en algún punto, todos los que aman la carretera lo van a entender.

La estética de la placa tiene esa onda también…
Sí, el auto que está que es un Belair del 56 que yo tenía en esos días que Justamente en la letra del «Sobreviviente» habla de que quedó afectado por las bombas nucleares y predice el futuro en el capot y dice: «Una imagen se resuelve en el capot de un Belair” y habla de eso justamente. Es de lo que me gusta escribir.

Sobre las fotos y el arte producción
Las fotos las hicimos con… no me acuerdo si había una máquina de humo o eran amigos mios fumando nada más… pero había un poco de humo y la letra como está escrita y mi nombre es con un mecano, que agarre un mecano …  aclaro que nunca tuve un mecano en mi vida pero me hubiera gustado (risas) pero alguien tenía un mecano y me encantaban las letras esas, las chapitas… entonces agarre, y escribí dos letras, para ver como quedaría con las tuerquitas y que se yo y después lo hice cromar. Entonces el fotógrafo de la compañía, u otro fotógrafo nuestro no me acuerdo, hizo la foto sobre un paño creo que era negro de, vas a ver que hay unas letras que quedaron mejores que otras porque como agarra la luz, porque era cromado, no hay nada hecho por compu, nada…no había nada de todo eso. Todo analógico, así que quedó piola, interesante, y era muy de vanguardia.

Así lo refleja el sonido…
¡Claro! Desde la forma en la que se grabó y como estamos tocando. SI bien yo estaba en el hall solo con la batería, para hacer las bases y todo eso, Stuka estaba en otro lugar con la viola y mi hermano en gran parte de los temas estaba con un piano acústico en la sala del estudio,  junto con el bajista que estaba por ahí y te digo que muchas veces, la gente no sabe, pero es re difícil mantener un rocanrol así ajustado tocando de esa manera, y como instrumento rítmico nada más que el piano. Porque incluso muchas de las cosas, no me acuerdo si las guitarras las pusimos después, pero que tocamos con Danny con un piano acústico. El tema “No quiero parar”, está todo re roqueado con piano acústico… no hay ningún otra cosa.
 
El sonido por ahí es un poco sucio, pero técnicamente es difícil, lo que te hace mucho bardo cuando grabas con tanto ambiente. Imaginate lo que hay en un hall, no hay ninguna acústica ni nada. Era el hall donde están los ascensores, hay palieres, sin acústica ni nada, todo un rebote terrible. Pero claro, lo que te hace mucho quilombo, lo ideal hubiera sido grabar, sin los platillos pero es muy difícil hacer eso y después agregar los platillos… y aparte muy raro para tocar. Finalmente lo grabamos así como estaba y quedó un poco bardo en algunas partes, suena bardo, pero un lindo bardo, poderoso bardo.

Aprovecho y te consulto por Humanoides Disidentes…
Tengo un estudio en casa y está sonando re bien. De hecho mi disco solista, y el nuevo con Humanoides Disidentes va a salir este año también. Se va a llamar “Made in pandemia”, que fue grabado justamente en la forma que se podía grabar en estas condiciones, a la distancia, pero vas a ver lo tremendo que suena. Por más que este hecho de una manera distinta, igual el rock es tremendo. Cuando se pueda vamos a tocar en vivo “A toda maquina” y tenemos la idea con Humanoides de hacer un streaming, por ahí desde casa, y vamos a encontrarle la vuelta para volver a estar en es escenario. El disco esta bueno, y tiene cosas muy interesantes.

Entrada siguiente

Se estrenó "Expansivas", con la actuación de Sara Hebe

Jue May 20 , 2021
Se trata de un policial filmada en La Plata que ya se puede ver en Argentina, Uruguay y Chile a través de la plataforma Qubit.tv «Expansivas es un policial sin policías, una historia sobre lo no dicho, ´un western electrónico´». Así lo describe su propio director, el platense Ramiro García Bogliano, que recientemente también estrenó […]