Agustín Neglia: “No llevo la cuenta de los países que conozco”

A puro viaje. El conductor mendocino charló un rato con rockdelacalle.com.ar y recordó cómo empezó su carrera que lo tiene hace 10 años viajando a los destinos turísticos más asombrosos y deseados del mundo.

Tranquilo. Sencillo. Súper amable. En un diálogo distendido, Agustín Neglia reveló detalles de cómo hizo para reinventar sus programas durante la pandemia. Además, contó cómo se animó a ser embajador de su propio vino y dónde se iría de vacaciones a pesar de viajar todo el tiempo. También, que desea sacar un libro. ¡Acá los detalles!

El inicio
Fui de viaje con una ex novia y empezamos a filmar lo que hacíamos. Más tarde empecé con un programa que se llamaba All Inclusive que duró dos años y era viajar por los hoteles all inclusive del Caribe, y se lo producíamos a una agencia de viajes muy fuerte de Córdoba y de Rosario, y después ese programa lo terminamos poniendo al aire en un canal internacional de viajes que salía en toda Latinoamérica, SunChannel, esto fue en 2011/12.

Ahí empezamos con los programas de viajes esto fue hace como 10 años (tengo una productora hace 14) y a partir de ahí yo empiezo como a producir distintos ciclos, todos relacionadas a los viajes. Hice un documental sobre las ciudades del mundial de Brasil. Fui meses antes y mostré todas las ciudades donde se iba a jugar el mundial. Todos los estadios y que tenías para hacer ahí cerca. Además, como era la noche en el lugar y eso lo pasó Telefé en el 2013.

Después seguí con esto en un viaje que hice solo, a Europa. Yo siempre viajaba con un equipo técnico de asistentes de cámara, camarógrafo, sonidista, director de fotografía… un fin de semana, me sacó un aéreo y me voy a Europa. Hago un viaje de 2 semanas solo. En esos ómnibus que te van llevando por todos los pueblitos.


Ante nuestra consulta recuerda que “tenía una GoPro y una cámara de fotos que filmaba bien. Y empecé a documentar todo”.

El origen de Modo Selfie y su explosión
Con la camarita en la mano, estiraba el brazo como para “hacer” una selfie y mientras filmaba decía “bueno, ahora estoy en el Castillo de… en Francia y estamos acá” y contaba detalles del lugar “mientras caminaba”. “Cuando volví ya tenía el equipo armado de los editores, de salir a venderlo y buscarle auspiciantes y así surgió”. Su primer programa oficial “salió en Mendoza en un canal de aire”. La aceptación del público hizo que Agustín se anime a probar suerte en Buenos Aires y así logró también plasmar su ciclo en América.

“Ellos se animaron y yo tenía como 20 programas ya producidos de 40 min. Listos para salir al aire. De hecho los primeros 3 meses de programa fueron, 12, 13 capítulos estaban listos. Cuando el programa empieza a salir al aire a nivel nacional me había ido 2 o 3 veces afuera”.

“Japón, Rusia, distintas partes de Europa y ahí arrancó”, cuenta y detalla: “Entonces en esos 6 meses aproveche la ventaja del contenido. No viaje tanto pero me dedique a buscar auspiciantes y así fue el programa se consolido”. “Cuando empecé a tener auspiciantes del calibre de un canal de aire, empecé a poder viajar con más libertad” dijo Agustín y reveló: “Ese sería como el secreto logístico/comercial del programa”.

“Por otro lado, desde el minuto cero el secreto fue que la gente me aceptó. Porque si el primer día la gente no me aceptaba… yo estaba pendiente de Twitter, de Instagram y digo a ver: “Van a ver a un pibe que está viajando por el mundo”, dijo y agregó: “Es complicado, puede despertar envidia y cosas así, entonces siempre trate de ser como soy. Que la gente entienda que no vengo de una familia que tenga mucha guita ni una cura de oro, todo lo contrario. Me costó muchísimo cada viaje y creo que la gente eso lo entendió, me identificó como un par o como un amigo que te muestra un destino como si te estuviera hablando de cómo puede ser tu próximo viaje y si seguimos acá es pura y exclusivamente por la gente”.

“Los viajes son lo más austeros desde el punto de vista posible, con un equipo de producción mínimo y tratamos de parar en lugares reales”, dice el conductor mendocino de 37 años.

El acople de Modo Foodie
Lejos de quedarse con mostrar lugares destacados, Neglia empezó a degustar las maravillas gastronómicas del mundo. Además, como servicio indica cuánto cuesta cada producto, donde se puede conseguir y todos los detalles para que tu experiencia sea perfecta.

“Detectamos con la gente de programación del canal que las notas más interesantes dentro de Modo Selfie eran las relacionadas a las comidas y por otro lado nos dimos cuenta que podíamos generar en paralelo más contenido. Así y ante nuestra pregunta dice: “Hoy en cada destino filmamos en paralelo los dos programas. Foodie nos lleva el 70% del día, y Selfie un 30%”. Sobre esta experiencia cuenta que “nos pasó de estar con los número uno de la gastronomía mundial”.

Y al respecto subraya que: “un poco me estoy especializando en esa rama de la gastronomía. El año pasado entreviste a los número uno de mundo. Desde Mauro Cologreco que es argentino, los hermanos Adria,Alber y Ferran, que fueron los numero 1 durante muchísimos años, Martín Berazategui un español que tiene 13 estrellas Michelin, a Virgilio Martínez de Perú, y de eso también quiero hacer un libro dentro de poquito porque son los testimonios de los 20 tipos más influyentes del mundo a nivel gastronómico y me parece muy loco”.

Próximos viajes
“En el 2020 se nos frenó todo con varios destinos que teníamos en carpeta como Australia, Nueva Zelanda e India, tres destinos que no conozco y me gustaría conocer”, comentó ante nuestra consulta
Sobre su lugar de vacaciones dijo: “Lo lindo de toda esta carrera es que en cada lugar tenemos muchos amigos y creo que un destino cuando lo encaras desde el punto de vista de la amistad siempre es mucho más divertido y siempre te va a mostrar alguna arista diferente. La idea es siempre volver a donde están los amigos, no importa si es un pueblito que no sea tan espectacular, si están tus amigos ahí va a estar bárbaro”. “Es una cuestión que llevas adentro, querer todo el tiempo tratar de conocer lugares nuevos. Es como una inquietud permanente y constante de tratar de estar en movimiento”.

Por último confiesa que “no llevo la cuenta de los países que conozco”. “Tampoco de los aviones que me tomo al año ni nada, algún día cuando me jubile y este muy tranquilo en una chacrita en Mendoza voy a decir che a ver todos los países que conocí? Y ahí me sorprendo”. “Uno no viaja para encontrar su nuevo lugar en el mundo, sino para vivir la experiencia del viajero” dijo antes de despedirse.

EMBAJADOR
Agustín además encabeza un emprendimiento que se basó en “desarrollar una marca, armar un equipo y buscar una bodega que te haga el vino”. “Enredado nació en 2019, es un malbec, pero estoy recién en una etapa inicial en este camino” dijo y agregó: “Es muy divertido ser embajador y poder darle lugar”.

PANDEMIA
El programa nunca dejó de emitirse y siempre tuvo emisiones inéditas. “No hay que subestimar al televidente, hay que tratar todo el tiempo de generar contenidos frescos. Interesantes. Pensar que es lo que quiere ver la gente. Por ejemplo, cuando se abrió un poco la cuarentena mostrábamos a donde se podía ir la gente, cerca de su casa. Hicimos Buenos Aires y varias provincias, que estaban a punto de abrir al turismo y todo eso fue que nos transformó tal vez en una actividad más de servicio informativo que de placer.»

CONDUCCIÓN
Modo noche “fue una gran experiencia desde el punto de vista de son kilómetros de avión que uno tiene que recorrer a nivel profesional, y sin dudas yo apunto a eso, estoy trabajando para eso, me imagino el día de mañana conduciendo un gran show de televisión, en vivo, con público, músicos y notas por el mundo. Y para eso necesitaba poder dar este pequeño paso que era un training de estar en vivo, en un canal de aire, todos los días”. Además, trabajo en un ciclo de entrevistas de Mastercard dónde hablo con figuras del deporte y el espectáculo.

PRÓXIMAMENTE
Estrenará ocho podcast de YPF sobre como es viajar por Argentina, más precisamente: San Luis, San Juan, Mendoza, Córdoba.

Share

Rock de la Calle